Mostrando entradas con la etiqueta Pruebas sicométricas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pruebas sicométricas. Mostrar todas las entradas

jueves, 31 de octubre de 2013

Ojo: Un tatuaje te puede dejar sin un buen empleo

Ana, psicóloga de profesión, aprobó diversos exámenes para ingresar a laborar pero fue rechazada por estar tatuada.

“Ya después me sentí mal, me sentí triste”, relata la sicóloga Ana Martín Tapia Nieto, de 26 años de edad. La joven aprobó diversos exámenes para ingresar a laborar, pero fue rechazada por tener tatuajes.

Tres mariposas de colores y una media luna junto a una estrella son los tatuajes de Ana.

“Había pasado todas las pruebas sicométricas, las entrevistas y el penúltimo paso era entrar con la doctora. Me mandaron con ella y después de eso me hicieron esperar mucho tiempo, fueron varios exámenes”, menciona.

El pasado 14 de octubre Ana acudió al Centro de Distribución (Cedis) de Soriana, ubicado en la zona de la Central de Abasto de Tultitlán, donde realizó diversos exámenes como requisitos para acceder al cargo solicitado, en el área de Recursos Humanos, precisamente para reclutamiento y selección de personal.

“Llevaba como cuatro horas, más o menos, con todas las pruebas. Después de que salí con la doctora me mandaron otra vez a la misma sala de reclutamiento, me pidieron que me sentara, entraron varios reclutadores, después salieron así como riéndose, pidieron que entrara, en ese momento me dijeron que todo iba muy bien, pero que la doctora les había dicho que yo tengo tatuajes y por eso era el motivo de mi rechazo”, expresa.

Añade: “Nunca me especificaron que era un motivo por el cual no podía entrar y además la forma en que me lo dijeron fue entre burla y groseramente, de que yo no era eficiente para el puesto por ese motivo (los tatuajes)”.

Ana asegura que al principio le dio risa la situación, pero después le molestó que por esa causa le hayan negado el trabajo.

Explica: “Me enoja mucho porque te discriminan, pero ni siquiera se dan cuenta de de las capacidades que tú tienes. O sea no te dan la oportunidad, yo creo que hoy en día en México ya no deberían existir esas cosas, ya no deberían existir esos protocolos para entrar en una empresa, sobre todo porque no tienen nada de malo y es más, la Ley Federal del Trabajo lo especifica, que tú ya no puedes ser discriminado por una de estas situaciones, ni por edad, ni por sexo y mucho menos por tatuajes”.

La joven sicóloga refiere que ha desempeñado otros empleos y hasta ese momento el tener tatuajes no significó problema para ser contratada.

“Cuando pasen por una cuestión similar a la mía, pues que no se callen, porque precisamente por quedarnos callados las empresas siguen haciendo lo mismo, rechazándonos sin siquiera darnos la oportunidad o ver si tenemos las capacidades, la cualidades para cumplir ese puesto. Que no se callen, que hablen, que hagan ruido para que nos escuchen y estas cosas ya paren”, dice.
(Con información de El Universal Estado de México)